El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

DESTROZOS EN ESCUELA

Les desvalijaron y destrozaron la escuela

Foto

"El ordenanza vino a su hora habitual y se encontró con la escuela en estas condiciones", comentó la directora. Lamentó los hechos de vandalismo: "Es una injusticia lo que hicieron con esta comunidad que lucha día a día".

Malvivientes desvalijaron la Escuela Nº212 "María Elena Walsh" de Colonia Avellaneda y ocasionaron importantes destrozos. La comunidad educativa lamentó el vandalismo con el que actuaron los ladrones. 

"El ordenanza, vino a su hora habitual y se encontró con la escuela en estas condiciones", comentó a Elonce TV, la directora de la institución, Gisel.

Los malvivientes se alzaron con dos computadoras, la impresora, el equipo de música (consoladas, dos grabadores, micrófono, una guitarra y pantalla), el equipo de gimnasia y dos matafuegos que habían comprado hacía un mes. 

"Son elementos que son de los chicos y estamos muy angustiadas porque es mucha plata", lamentó la directiva. 

Sobre el robo, indicó que los malvivientes "ingresaron por los fondos, doblaron la reja, y accedieron a las llaves; a las puertas que no pudieron abrir con las llaves, las rompieron".

La directora, acompañada por integrantes de la cooperadora escolar, se mostró "muy dolida" por el hecho. 

"Las escuelas públicas siempre estamos de pie, y trabajamos a la par con los papás de cooperadora; todo lo que teníamos se había hecho con sacrificio, rifas, bingos y peñas", rememoró la directora, al tiempo que comentó: "El 30 de noviembre cumplimos cinco años, y ya nos robaron tres veces". 

"A los matafuegos los robaron hacía dos años, y gracias a una venta de fideos que hizo la cooperadora, recién hacía un mes que habíamos podido reponerlos", señaló.
Dolor por los hechos de vandalismo

Margarita, una de las integrantes de la cooperadora escolar, se mostró "dolorida" por la situación, y no ocultó sus lágrimas cuando se encontró con los destrozos en las aulas. 

"Es una injusticia lo que hicieron con esta comunidad que lucha día a día; es un trabajo de hormiga por el que uno logra algo y en cinco minutos se pierde todo", indicó, al tiempo que se preguntó: "Los que hicieron esto, no piensan qué puede hacerles una escuela". 

"No sienten piedad", imploró la voluntaria. "Ellos no piensan, nunca fueron a una escuela", interrogó. "Hacerle todo esto a una escuela, es muy triste", remarcó. 

Los interesados en colaborar con la comunidad educativa, comunicarse al (0343) 4858567.