El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Comidas - Desperdicios.

Santino Guglieri tuvo su encuentro con Macri y con la vice

Foto

Santino Guglieri pasó un miércoles peculiar. No sólo se entrevistó con el presidente Mauricio Macri a quien lo interesó de su preocupación por el destino de la comida que se desperdicia a diario en restaurantes y grandes supermercados. También se fotografió en los jardines de la residencia presidencial de Olivos con la vicepresidenta Gabriela Michetti.

De regreso, Santino se trajo un regalo: una foto con Macri que se la autografió el Presidente.  “Para el gran Santino”, se lee en la dedicatoria.


Le había escrito Santino a Macri a comienzos de febrero último.

La carta de Santino Guglieri tenía un destinatario preciso, el presidente Mauricio Macri, y el tema, urgente: que impulse una ley, como ya rige en Francia, que obliga a los supermercados a donar los alimentos que sobran a la gente que lo necesita, que vive en las calles, que vive a la intemperie.

Santino Guglieri es un adolescente que vive en Paraná, un voraz lector que ha recibido premios en concursos literarios.

Lee desde los seis años, tres años después de haber sido diagnosticado con Trastorno Espectro Autista (TEA). Y también escribe. Y recibe premios. Fue galardonado dos veces en el concurso literario de la Biblioteca Popular del Paraná.

Ha leído los cinco tomos de la saga Juego de Tronos, de George R. R. Martin. También  libros de Stephen King, Brandon Sanderson, Lev Grossman, y Dan Wells, entre otros. Lo suyo es la fantasía y el terror.

Pero ahora su nombre no suena por el mundo de la literatura.
Adquiere notoriedad por la carta que envió al Presidente.
La carta dice, textual:
“Querido Presidente:
Sé que esta carta sola no logrará nada.Pero si creo que esta carta puede inspirar a la gente.Por lo menos debo tratar de inspirar a la gente.
}Hace un tiempo Francia aprobó una ley que fuerza a los supermercados a donar la comida que sobra, siendo multados si no lo hacen. Esa ley no existe en Argentina y quiero que lo haga.
¿ No se supone que esto es un país civilizado? ¿ En qué tipo de país civilizado hay gente con comida de sobra mientras otra muere de hambre en las calles?
¿No se supone que el gobierno debe ayudar a los ciudadanos? ¿ No son la gente pobre ciudadanos aunque sean pobres?
Al parecer seis millones de personas pasan hambre en este país; una ley así podría ayudarlas mucho.
Atte
Santino Guglieri”.
El chico supo que Francia se convirtió en 2016 en el primer país del mundo que prohíbe a los supermercados tirar o destruir los alimentos que no vendan. En lugar de eso, son obligados por ley a donarlos a organizaciones benéficas y bancos de alimentos.

En Argentina se calcula que se desperdician 16 millones de toneladas de alimentos por año, un 12,5% de todo lo producido a nivel nacional. A pesar de ello, diariamente, restaurantes, caterings y supermercados tiran gran cantidad de comida. En 2004 fue sancionada la Ley 25.989 sobre la donación de alimentos, conocida como Ley Donal. Pero la normativa no contempla la exención impositiva, un beneficio para estimular las donaciones.
Santino conoció al presidente Mauricio Macri en la presentación del Plan Nacional de Discapacidad. Se sacó una foto y estrechó su mano. Y aprovechó luego para escribirle una carta. La foto que sacó aquella vez con Macri es la que llevó este miércoles a Olivos para que el presidente se la autografiara.