El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

CIUDAD.

Gualeguaychú inicia una experiencia histórica de soberanía alimentaria.

Foto

Si se define a la soberanía alimentaria como “el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo”

SURER 09/05/2018


La presentación se realizó en un colmado Centro de Convenciones Municipal, y fue presidido por el intendente Esteban Martín Piaggio; el viceintendente Jorge Maradey; secretario de Desarrollo Social y Salud, Roberto Martín Piaggio y los demás funcionarios del gabinete, como así también concejales del oficialismo y de la oposición. El auditorio también se completó con la presencia de organizaciones sociales y ambientalistas, de pequeños productores y cooperativistas, y público en general.

“Hoy empezamos a transitar un nuevo camino en la alimentación de nuestros vecinos”, expresó el intendente Piaggio al dar inicio al encuentro.

Por su parte, el licenciado en Ciencias Biológicas, Guillermo Priotto, coordinador del Plan, apuntó: “La fundamentación del plan se basa en la responsabilidad del Estado de garantizar que determinados derechos se cumplan”.

Luego se explicó que la iniciativa concibe a la alimentación saludable como un derecho humano, y su realización respeto, garantía y realización una responsabilidad del Estado, que requiere un desafío de la comunidad toda. En este sentido, esta iniciativa convoca al consenso, con conciencia y responsabilidad para el cuidado de la Casa Común en pos de garantizar una vida digna para todos los habitantes de Gualeguaychú.

En este marco, es oportuno resaltar la experiencia que se desarrolló a través de la Dirección de Producción y Desarrollo Económico, como así también del Centro de Producción de Alimentos Municipal (Cepam), que abastece de frutas y verduras a los centros de salud y comedores, a partir de procesos libres de agrotóxicos; y la Ordenanza que prohíbe el uso de glifosato en todo el ejido municipal.

 

Somos lo que comemos

 

Bajo la consigna “Somos lo que comemos”, el Plan tiene como objetivo promover la producción y el consumo de alimentos saludables.

“Como gobierno estamos obligados a pensar y realizar acciones para que los vecinos puedan vivir mejor, convencidos que podemos colaborar poniendo al Estado Municipal en un lugar aún más presente y activo en la vida económica-productiva y acompañando o potenciando la producción primaria local de alimentos”, definió el secretario de Desarrollo Social y Salud, Martín Roberto Piaggio.

“Desde que asumimos como gobierno hemos trabajado con firmeza pensando en  que nuestra ciudad crezca y se desarrolle con todos adentro. Que todos podamos vivir mejor y más saludable. Y para lograrlo, nos apoyamos en los vecinos, tomamos sus pedidos, sus deseos y les damos forma convirtiéndolos en proyectos y así avanzamos hacia una mejor calidad de vida y que todos podamos construir la ciudad en donde queremos criar a nuestros hijos”, resaltó. 

“Hablar de alimentos es hablar de los que comemos, pero también implica un proceso de producción, de acceso y consumo, que luego impactará directamente en nuestra salud”, recalcó Martín Roberto Piaggio.

 

Lineamientos

 

El gobierno municipal concibe la alimentación adecuada, al agua segura y al ambiente sano, equilibrado y apto como derechos humanos. Los principios que orientan al PASSS son: Justicia distributiva de bienes y servicios ecosistémicos y productivos; participación democrática de todos los sectores y organizaciones de la sociedad; conservación y restauración de los sistema ecológicos que sustentan la diversidad de la vida; rentabilidad del sector productivo (familiar, pequeños, medianos y grandes) para su sostenibilidad, diversificación y desarrollo y precaución, prevención y cuidado de las condiciones de vida de las actuales y futuras generaciones.

Para ello se propone alentar los procesos participativos que generen una transición, compromisos y responsabilidades, para el logro de un sistema productivo local y diversificado de alimentos saludables, seguros y soberanos, siendo destinatarios directos los consumidores responsables, los productores y muy especialmente la infancia.

En cuanto al asesoramiento y producción, se brindará asistencia y acompañamiento técnico para la producción de alimentos sanos; se crearán Mesas de Productores por sector; se colaborará para el acceso a subsidios y créditos tanto estatales como privados y se desarrollará una plataforma digital para la inscripción y censo de los productores locales; independientemente de que el Municipio también actuará como agente de producción, comercialización y certificación.



EL ARGENTINO