El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Hospital San Martín - Paraná.

El hospital San Martín de Paraná, reconocido a nivel nacional por una intervención endovascular.

Foto Foto Foto Foto

A partir de un trabajo en red, el servicio de Diagnóstico por Imágenes, a través del área de Hemodinamia del hospital San Martín de Paraná, realizó una intervención pionera por su especificidad. Se trata del primer tratamiento endovascular de un aneurisma de aorta con una prótesis fabricada a medida.

SURER 06/07/2018


El Ministerio de Salud de Entre Ríos, tiene la firme decisión de dar garantía a la calidad profesional que tienen los equipos de los efectores sanitarios de la provincia. En este marco, se trabaja en la concreción de procedimientos para evitar el traslado de pacientes a centros de otras provincias.

Siguiendo con esta línea, se realizó una compleja operación en el hospital San Martín de Paraná. Se trata de un tratamiento endovascular de un aneurisma de aorta que involucraba vasos vitales. Para disminuir los riesgos, y teniendo en cuenta las características del paciente de 56 años, se fabricó una prótesis a medida y fue colocada por un equipo de profesionales del efector.

Hasta el momento, en Argentina se utilizaron tres prótesis de este tipo, y en Canadá también. La cantidad de casos se debe a la complejidad y las características de la ortopedia.

En este marco, la ministra de Salud, Sonia Velázquez, junto al secretario de la cartera, Mario Imaz; la directora general de Hospitales, Karina Muñoz; el director de Prestaciones, Eduardo Elías; y el director del hospital San Martín, Carlos Bantar; expresó su reconocimiento a los profesionales que formaron parte del tratamiento inédito en la provincia.

“Destacamos la valía del equipo que impulsó esta cirugía, como muchas otras, que se realizan de forma silenciosa, como un hábito de la actividad profesional y a través de buenas prácticas –manifestó la ministra-. Me imaginaba la especificidad de esta operación pionera, y es esto lo que marca la diferencia de las ganas y la pasión”.

“Es trascendente e importante que los entrerrianos conozcan el esfuerzo que se hace desde la salud pública, porque se hizo una intervención de estas características con recurso humano del hospital. No soy médica pero soy muy respetuosa de las prácticas profesionales que desarrollan”, señaló Velázquez.

Sobre la intervención

El servicio de Diagnóstico por Imágenes, a través de Hemodinamia del hospital San Martín realizó, en lo que va del año, 221 procedimientos. Los más frecuentes son los coronarios, es decir, angioplastias y coronariografías. Además, arteriografías periféricas, tratamiento endovascular de aneurismas cerebrales, embolizaciones de sangrados uterinos y de vejiga, entre otros.

El cardioangiólogo intervencionista y quien formó parte del equipo que realizó la operación, el doctor Martín Hermida, aseguró: “Aplicamos una prótesis de varios cuerpos, que hay que armarla como un rompecabezas. Hay que destacar que esta ortopedia fue desarrollada en Argentina, y no se tuvo que traer del exterior, como es habitual”.

“En general, los aneurismas que se tratan por vía endovascular son por debajo de las arterias de los riñones y, en este caso, implicaba las dos, así como también las que irrigan hígado, bazo e intestino –indicó Hermida-. Si se quedaban involucradas en la endoprótesis, era inviable. Por lo tanto, y teniendo en cuenta que el paciente era de riesgo para una cirugía convencional, se decidió implantar una prótesis fabricada a medida con diferentes módulos, orificios, y se va canulando cada arteria vital con guías y con un stent forrado”, explicó el profesional.

 “En el hospital se había hecho una operación de este tipo, pero de las convencionales. Esa fue la primera endoprótesis que colocamos. Sabemos que podemos hacerlo acá, y conocemos nuestros límites –afirmó Hermida-. Trabajamos mucho para poder hacer esta intervención, hablamos con médicos de otros puntos del país, repetimos los estudios varias veces y afortunadamente todo salió bien”, señaló.

“Estamos muy contentos, porque pudimos solucionar un problema grande sin la necesidad de derivar al paciente. Además, los profesionales de Buenos Aires resaltaron que hay un buen funcionamiento dentro del servicio y eso nos da una buena imagen a nivel nacional”, finalizó diciendo el profesional.

De la operación, participó un gran equipo del San Martín: el jefe de servicio de Diagnóstico por Imágenes, Edgardo Graf; los cardioangiólogos intervencionistas, Martín Hermida y Juan Pedro Berduc; el cirujano vascular, Javier Abib; y el cirujano cardiovascular, Pablo Alterini; así como también dos anestesistas, un técnico radiólogo, y tres enfermeras. Además, el jefe de Cirugía Vascular del Hospital General de Agudos José María Ramos Mejía de Buenos Aires, Miguel Peirano.