El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Policiales.

Gualeguaychú: Por primera vez condenaron a un hombre por el delito de grooming.

Foto

El Tribunal a cargo del Dr. Guillermo Biré condenó a la pena de 2 años y 6 meses de prisión efectiva por cinco hechos de grooming a Carlos Alberto Gauna, de 34 años y oriundo de la ciudad de Larroque.

SURER 15/11/2018


El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por Martina Cedrés mientras que la defensa del imputado estuvo a cargo del abogado defensor Pablo Ronconi. 

Gauna admitió su responsabilidad en los hechos endilgados y las partes renunciaron a los plazos de impugnación, por lo tanto la sentencia quedó firme. El condenado será alojado en la Unidad Penal Nº 9 de la ciudad de Gualeguaychú.
LOS HECHOS
El primer hecho aconteció el pasado 10 de agosto, a las 9.50 horas. Gauna "contactó telefónicamente a una menor de 14 años (desde su celular, al de la niña, vía mensajes y audios de WhatsApp y llamadas telefónicas) con la finalidad de mantener relaciones sexuales con ella. Habiéndole enviado 59 mensajes, 4 llamadas y 14 audios, presentándose, ofreciéndole crédito y preguntándole si podían ser amigos. Luego le solicitaba que le envíe fotos. Tras haber entablado una relación de confianza, la niña le envió los números telefónicos de dos amigas y le fotos, ello a cambio de crédito que le ofrecía el imputado. Gauna la invitó a mantener un encuentro personal para mantener relaciones sexuales", especificó durante el proceso judicial la fiscal de la causa, Martina Cedrés.

Al otro día, el 11 de agosto de 2018 a las 15.14 horas, Gauna "contactó telefónicamente a una menor de 16 años (desde su celular, al de la niña, vía mensajes y audios de WhatsApp, y llamadas telefónicas) con la finalidad de mantener relaciones sexuales con ella. Habiéndole enviado 54 mensajes, 2 llamadas y 8 audios, presentándose y ofreciéndole crédito para su teléfono. Luego le pedía fotos de su cuerpo desnuda o en bombacha, después de su vagina, y la invitaba a conocerse personalmente para mantener relaciones sexuales".

Ese mismo día a las 15.38 horas, "contactó telefónicamente a una menor de 14 años (desde su celular, al de la niña, vía mensajes y audios de WhatsApp, y llamadas telefónicas) con la finalidad de mantener relaciones sexuales con ella. GAUNA se presentaba, le ofrecía crédito, y le preguntaba si podían ser amigos. Luego le pedía fotos de su cuerpo y su vagina, y le enviaba de su pene, para finalmente invitarla a un encuentro, a fin de mantener relaciones sexuales", difundió la Fiscalía. 

A las 21.33 horas del mismo 11 de agosto, el hombre "contactó telefónicamente a una menor de 15 años (desde su celular, al de la niña, vía mensajes y audios de WhatsApp, y llamadas telefónicas) con la finalidad de mantener relaciones sexuales con ella. Habiéndole enviado 279 audios, 39 llamadas y 531 mensajes (algunos fotos y videos). Se presentaba, le ofrecía crédito para su teléfono y regalos. Luego le pedía fotos de su cuerpo y su vagina, le solicitaba números de otras niñas, y le manifestaba sus ganas de conocerla personalmente. También le decía que la conversación debía quedar entre ellos, pues no quería problemas con nadie. En esta oportunidad, Gauna le envió fotos a la menor de sus genitales y le manifestó expresamente que quería tener relaciones sexuales con ella". 

Por último, "en fecha no precisada aún con exactitud, contactó a una menor de 12 años (desde su celular, al de la niña, vía mensajes y audios de WhatsApp, y llamadas telefónicas) con la finalidad de mantener relaciones sexuales con ella. Habiéndole enviado en fechas 16/08/2018 y 17/08/2018 los siguientes mensajes: "Hola, XYZ, cómo estás, linda, te llegó la carga?, ahí te cargué" (haciendo referencia a crédito telefónico), diciéndole también "nena, tengo la tarjeta atendé así te doy el número", mientras la llamaba constantemente por teléfono. Asimismo le envió un audio en el que le decía: "hermosa pendeja que sos te estoy mirando en tu foto de perfil, vos sabés como te agarro en cuatro patas, te pego una cog... y una chupada de tet... y una chupada de con...". En otro le pasa los números de dos tarjetas para que cargue el crédito y en otros le dice: "nena, cómo andás, todo bien?", "nena, quiero hablar con vos quiero hacerte una pregunta", "nena, te estoy llamando, por qué no me atendés?", "nena, atendeme" "nena, contestame que quiero hablar con vos", "hola nena", enviados a la menor el 18 de agosto del mismo año en horas de la madrugada, mientras la llamaba constantemente", completaron. 

Se trata de primera condena de estas características por el delito de grooming en nuestra jurisdicción.
¿QUÉ ES EL GROOMING?
Ayer martes 13 de noviembre se conmemoró el Día Nacional de la Lucha contra el Grooming. Se trata de una problemática que crece en el mundo online y que el 70% de la sociedad desconoce, según estudios difundidos por consultoras que miden el impacto de la información en la comunidad. 

El término proviene del inglés "groom" que significa acicalar o cepillar en caso de animales. Sin embargo, según la definición de Wikipedia (la Real Academia Española todavía no ha incluido el término en su diccionario), el "grooming" es "un nuevo tipo de problema relativo a la seguridad de los menores en Internet, consistente en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o incluso como preparación para un encuentro sexual".

Cabe destacar que no se trata de nuevos delitos, sino de antiguas formas de abuso de menores que se han readaptado a los nuevos tiempos y al anonimato de las redes sociales. A pesar de que estas situaciones comienzan en la red, con frecuencia suelen trascender al mundo físico, derivando en delitos tales como el tráfico de pornografía infantil o el abuso físico a menores.