El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Campaña

Bordet arrancó la campaña por la reelección con un discurso crítico al gobierno nacional

Foto

El Gobernador cerró el año político con un acto multitudinario. Se diferenció del gobierno nacional y le endilgó aplicar las políticas que terminaron con el 2001.

Surer 22/12/2018

Apuntó a la economía popular como herramienta y dijo haber tenido “la suerte de caer en la primaria, secundaria y universidad pública”. Estuvieron los dirigentes de Gualeguaychú.

En una tarima circular con una B en el centro de la cancha de básquet del estadio de Echagüe y rodeado de los ex gobernadores peronistas menos Sergio Urribarri, el Gobernador dio su mensaje político de cara al año electoral que ya está encima y que tendrá a Entre Ríos en el loto de las primeras provincias en que se elegirán autoridades. 

Gustavo Bordet destacó la idea de una administración abierta. “Este es un encuentro donde podemos decir lo que pensamos, mirarnos a la cara, intercambiar opiniones. Este no es un gobierno de sordos, se ha escuchado a todos y respetamos las diferencias”, prologó ante el estadio que estaba repleto. 

Afuera un montón de militantes se quedaron con las ganas de ingresar al estadio. El mandatario prometió que cuando se presenten las listas, el acto será al aire libre para que nadie quede afuera. 

Bordet destinó gran parte de su discurso para hablar de la educación pública y del rol de los maestros entrerrianos. En este sentido aseguró: “Estamos orgullosos de nuestros maestros que dan clases todos los días y educan a nuestros hijos”.

“Desde que asumí, escucho hablar a dirigentes de la oposición y decir que para Entre Ríos es una carga muy pesada la Uader y que eso causa desequilibro fiscal. Pero yo no comparto en absoluto esa idea porque, si bien es cierto que puede haber desequilibrio fiscal, también es cierto que en tres años pudimos tener equilibrio fiscal y mantener la Uader con 25 mil alumnos que se educar allí”, disparó el mandatario entrerriano.

Al respecto aseguró que “si no existiera la Universidad Autónoma, muchos estudiantes estarían buscando su horizonte en otras provincias, sintiendo el desarraigo y cientos de profesores sin poder dar sus cátedras”, y agregó: “Ojo, que no vaya a ser que quienes pregonan el cambio  quieran venir a cerrar universidades a Entre Ríos. Nosotros no lo vamos a permitir, porque sé lo que es la educación pública. Tuve la suerte de caer en la escuela primaria, secundaria y la universidad pública, y gracias a ello superé grandes obstáculos en la vida”.

 

"Estamos haciendo mucha obra pública. Los intendentes pueden dar fe y testimonio de las obras que estamos haciendo, que son claves para el desarrollo, pero que también generan empleo. Obras que pueden generar mejor progreso, mayor conectividad, mayor desarrollo, pero no alcanza solo con las obras, si no atendemos a nuestros abuelos, niños, si la gente que vive en la provincia no es feliz porque no tiene trabajo, o si no alcanza el sueldo. Por eso, miramos a todos los ciudadanos, todos los días. No somos nada si no respetamos a quienes tenemos al lado, y esto es un principio sagrado de nuestra gestión". 

"Quiero agradecer a los trabajadores, columna vertebral del movimiento nacional Justicialista, pero también los que ponen el hombro todos los días para sacar adelante la provincia", destacó el primer mandatario provincial. 

"Se cumplieron 17 años de episodios trágicos que se vivieron durante la Alianza. Más de 30 muertos en el país, y las mismas políticas neoliberales. Pensaba en la angustia que tenían trabajadores que cobraban en bonos federales, y en que hace muy poco tiempo que terminamos de pagar esos bonos". 

"Esto lo digo, no como un recuerdo, sino porque son los mismos sectores los que están planteando volver a ser gobierno, para volver con las mismas políticas de ajuste que pusieron en marcha en 2001. Es nuestro deber defender nuestras políticas más fuerte que nunca". 

"Escucho hablar, desde que asumí, a dirigentes de la oposición, decir que para la provincia es una carga pesada la Uader. No comparto en absoluto esa idea, porque es cierto que uno puede tener desequilibrio fiscal pero también es cierto que en tres años podemos tener equilibrio fiscal, pero también la Uader, donde se educan 25 mil jóvenes entrerrianos. Si no existiera Uader, muchos de esos jóvenes estarían buscando horizontes en otras provincias. No existiría la posibilidad, para cientos de profesores, de poder dictar sus cátedras. Ojo: no sea cosa que quienes pregonan el cambio, quieran cerrar la Uader. Nosotros no vamos a permitir que eso suceda, porque creemos en la educación pública". 

"Yo también tuve la suerte de caer en la educación pública", ironizó el gobernador, parafraseando al presidente Macri. 

"Nos tocaron vivir momentos difíciles... pero no estoy para echar culpas. También es cierto que viviremos en la provincia una situación inédita en los últimos años de la democracia: nunca se había dado que exista un gobierno provincial distinto del nacional. Fue un ejercicio democrático muy interesante, poder trabajar en políticas públicas para llevar adelante objetivos comunes". 

"No soy igual a nadie. Pero entendí, desde un principio, que había que gobernar con las instituciones". 

"No co-gobernamos. Pero no somos la misma cosa. Y demostramos que se puede llevar adelante políticas públicas que tenga que ver con el desarrollo de la economía social, con la incorporación de sectores que necesitan estar incluidos, con obras, y sin despedir a nadie. Y que además, se puede tener equilibrio fiscal. Dimos herramientas, pero no somos responsable del fracaso de este gobierno, que es claro y rotundo. No co-gobernamos. Como siempre me hice cargo de lo que gobernaba, ellos también se tienen que hacer cargo del desastre que están haciendo, y encima, diciendo que están haciendo un buen gobierno". 

"No podemos seguir por este camino. Y en la provincia, estas políticas no pueden aplicarse. Somos la prueba de que se puede gobernar con transparencia, con responsabilidad, con equilibrio fiscal, haciendo obras, teniendo salud, teniendo desarrollo social... no tengamos miedo a salir a decirle a todos los vecinos, que acá tenemos un futuro por delante. Casa por casa, pueblo por pueblo, vamos a poder completar esta obra de gestión, cuatro años más... y saben por qué? Porque los días más felices siempre fueron peronistas", sentenció.