El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

En la cárcel

El abogado de Nahir dice que el noviazgo es "una tremenda mentira"

Foto

Así lo aseguró el abogado defensor de Nahir Galarza, Horacio Dargainz, en relación al supuesto romance que la joven pretendería iniciar con el hijo del reconocido narcotraficante Gonzalo Caudana.

"Es todo una tremenda mentira. Aprovechando que su figura vende, inventan estas cosas", dijo el abogado defensor de Nahir Galarza, Horacio Dergainz, en relación al supuesto romance que la joven pretendería iniciar con el hijo del reconocido narcotraficante Gonzalo Caudana.

"Ella me dice que nunca lo vio y no sabe quién es este muchacho", agregó el letrado, tras los trascendidos que indicaron que Matías Caudana tenía intenciones de comenzar una relación amorosa con la joven acusada por el crimen de su novio.

"[El noviazgo]Debe ser un deseo de este detenido, pero está lejos de ser aceptado por Nahir. Ella está enfocada en su futuro, no en tener novio y mucho menos que sea una persona vinculada al narcotráfico", aseguró el defensor de la joven a pocos días del primer año de la muerte de Fernando Pastorizzo. 

"Lamentablemente, como estamos a vísperas de la fecha de los sucesos que aún están en proceso de apelación, deben inventar para vender", se quejó Horacio Dargainz, el abogado que estuvo en permanente contacto con la adolescente desde el momento de la detención y en especial durante el juicio oral.

En una semana se cumple el primer aniversario del crimen de Fernando Pastorizzo por el que Nahir fue condenada en primera instancia a prisión perpetua el 3 de julio pasado.

Ese día, los jueces Mauricio Deruddi, Arturo Dumón y Alicia Vivian sentenciaron a la joven, de 20 años, por homicidio calificado por la relación de pareja que tenía con la víctima. El tribunal desestimó los agravantes de alevosía y de uso de arma de fuego planteados por la fiscalía y la querella. También, que la imputada hubiera sido víctima de violencia de género, como pretendía su defensa. De quedar firme la condena, la joven deberá pasar 35 años en la cárcel.

El crimen ocurrió pasadas las 5.30 de la mañana cuando Galarza y Pastorizzo se trasladaban en la moto del joven. Según se reconstruyó durante el juicio, cuando llegaron a una calle de tierra, Galarza le efectuó dos disparos a quemarropa con el arma reglamentaria de su padre. 

Pastorizzo quedó tendido agonizando y ella se fue caminando a su casa. Dejó el arma en su lugar, le envió un mensaje de texto al joven moribundo y se acostó a dormir. Durante las primeras horas negó estar presente al momento del crimen y, por la noche, confesó el episodio, aunque luego se desdijo.