El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Larroque . Política

“Somos Larroque” se presenta como una alternativa electoral

Foto

En Larroque se presenta un partido municipalista denominado “Somos Larroque” y que es liderado por Rubén “Kika” Kneeteman. Se trata de una experiencia política novedosa y distinta a las habituales propuestas que encarnan partidos más tradicionales

Surer 27/01/2019

“Kika” Kneeteman lidera “Somos Larroque”, una propuesta electoral que enfrenta a los tradicionales partidos hegemónicos.

. Además, sostienen que son un partido municipal y no una mera “vecinal”, porque el vecinalismo como partido se ha desvirtuado al crearse de manera casi industrial por aquellos dirigentes que han quedado fuera de su propia estructura original. “En nuestro espacio abrevan peronistas y radicales, socialistas e independientes. Participan muchos jóvenes y adultos mayores; y de a poco nos vamos dando cuenta que los vecinos necesitan superar las diferencias por un proyecto en común”, expresó el propio Kneeteman.Los miércoles en Larroque se vivía una cita de amistad sagrada, era casi un ritual: el padre Alberto Paoli Lovera y Lucas Dirk Kneeteman se iban a pescar. Uno, sacerdote católico; el otro, un feligrés de la Iglesia Protestante. Ambos comprometidos con una Larroque que siempre tuvo en la familia, a uno de sus principales aliados para crecer y soñar.
Lucas Kneeteman había nacido en Banfield (Provincia de Buenos Aires) el 21 de enero de 1902 y falleció el 25 de enero de 1979. En Larroque dejó una fecunda labor vinculada con la solidaridad, la fraternidad y la vocación por una mejor calidad de vida en términos de comunidad.
Carpintero de oficio, los memoriosos larroquenses confiaron al diario El Argentinoque en 1929 había perdido tres dedos de su mano izquierda y años más tarde le pasó algo similar con los dedos de su mano derecha: la máquina de carpintería no le perdonó la confianza que tenía en el oficio.
Pero a los fines de este artículo, Lucas Kneeteman fue intendente de Larroque entre 1963 y 1973; con una gestión que aún hoy se la recuerda porque supo mejorar ostensiblemente los servicios municipales, pero especialmente fue quien impulsó una serie de obras que permitieron a esa localidad experimentar que es tutora de su propio destino.
A 46 años de esa última referencia del calendario, el diario El Argentino dialogó con Rubén “Kika” Kneeteman, su nieto, y actual candidato a intendente por Somos Larroque, un partido municipal que representa el espíritu creador que caracterizaba al padre Paoli y el espíritu emprendedor y desarrollista que testimonió su abuelo Lucas.
Ellos se definen como un partido municipal y no solamente “vecinalistas”. No reniegan en absoluto del concepto de “vecinos”, todo lo contrario; lo respetan por su trascendencia. Pero como aquellos que no han tenido lugar en las filas del justicialismo ni en las del radicalismo, arman estructuras “vecinalistas” (desvirtuando el concepto); prefieren diferenciarse, porque entienden que la política no puede ser el arte de la confusión.
“Nos definimos como un partido municipal porque compartimos un proyecto comunal que se construye desde cada vecino: respetando las posiciones a nivel provincial y nacional que cada uno pueda tener. Pero en lo local no puede haber titubeos: Larroque nos debe unir para compartir nuestros mejores sueños como ciudad”, expresó Kneeteman.
Al momento de sintetizar las aspiraciones políticas, Kneeteman expresa cuatro pilares innegociables en la construcción de una ciudad: 1) socialmente justa; 2) económicamente viable; 3) ecológicamente integral) y 4) políticamente participativa.
“Por eso generamos constantes espacios de participación ciudadana; cuyos aportes alimentan el diseño de Larroque a mediano y largo plazo; y eso nos permite abrazar el desarrollo con mucha más confianza”, resaltó para enumerar que los propios vecinos le han transmitido qué anhelan de un intendente en materia de viviendas y espacios públicos; tránsito urbano y pavimentación; cultura y educación formal y no formal; ancianidad y juventud; inclusión y seguridad, entre muchos otros temas que configuran la relevancia y oportunidad de “Somos Larroque” como alternativa electoral a las tradiciones que encarnan el justicialismo y el radicalismo, publicó El Argentino.
“Una de las primeras acciones que adoptaremos en caso de ser gobierno, es la de generar el primer censo larroquense: necesitamos esos datos y estadísticas porque sin ellos no se podrá planificar el futuro”, destacó Kneeteman.

Convivencia y desarrollo

Para Kneeteman el saber convivir es la base indispensable para que una comunidad pueda aspirar a un desarrollo integral.
“Larroque tiene una clara y fuerte identidad agropecuaria, donde el llamado hombre de campo tiene un fértil arraigo en la ciudad. El Municipio no puede ser ajeno a esa realidad y debe acompañar las necesidades familiares vinculadas especialmente con la educación y la salud”, indicó Kneeteman.
“Pero también somos más que el campo. Larroque ha sabido desarrollar, a veces contra vientos y mareas, su industria. No es casual que aquí exista, a manera de ejemplo y al azar lo señalo, una industria avícola insignia para el Departamento y empresas dedicadas al rubro metalúrgico que son líderes en su rubro”, aportó con entusiasmo.
“Y así como en Somos Larroque valoramos el aporte del campo y de la industria, también jerarquizamos a la actividad comercial y de servicios. Para nosotros el desarrollo no sólo debe impulsarse con oportunidades ventajosas en materia económica y financiera, sino que también se requiere de un cambio cultural. Para nosotros, hablar de desarrollo comercial y de servicios es generar las condiciones para el llamado compre local, donde se privilegia el esfuerzo del vecino para facilitar la vida de los demás”, propuso, para agregar: “El Municipio tiene que dar testimonio de ese compre local a través de sus licitaciones y distintas ofertas de compulsas de precios”.

Lo distinto

El partido municipalista “Somos Larroque” no se presenta como algo nuevo, pero sí distinto a las tradicionales expresiones político partidarias.
“En nuestro espacio abrevan peronistas y radicales, socialistas e independientes. Participan muchos jóvenes y adultos mayores; y de a poco nos vamos dando cuenta que los vecinos necesitan superar las diferencias por un proyecto en común. Y nosotros lo generamos a partir del aporte de cada vecino. Nadie mejor que ellos para señalar aquellas cosas que están mal y son indispensables corregir; las que están bien y las que le prometieron a lo largo de su vida y nunca le cumplieron”, resaltó.
“No somos ingenuos y sabemos que el radicalismo (hoy Cambiemos) y el justicialismo tienen una larga tradición a la hora de gobernar el municipio. Pero entendemos que estamos atravesando un momento histórico en términos generacionales, que permite fortalecer otras expresiones como la nuestra, que toma de cada uno lo mejor para ponerlo al servicio de los demás”, definió Kneeteman.
“Una de nuestras premisas que más entusiasma es ´Hacé que suceda´, porque los vecinos se dan cuenta que de esa participación depende el cambio que tanto necesitamos en Larroque”, valoró.
“Si hay algo que admiro de los larroquenses es su compromiso con la educación y la cultura. Eso entusiasma mucho y da fuerzas para emprender cualquier desafío por más grande que sea. Nosotros apelamos a ese compromiso con la educación y la cultura para cifrar nuestras esperanzas por un mundo mejor”, reflexionó Kneeteman.